✓ Sor Juana Inés de la Cruz: Escritora y Poetisa.

by - abril 17, 2018


No solo es la cara del actual billete de $200 pesos mexicanos, Sor Juana se convirtió en una figura de letras hispanoamericanas, una importante escritora mexicana que desafió el convencionalismo de su tiempo.


La vida de Juana Inés: aprendizaje y lucha.

El 12 de noviembre de 1648 (también se dice que en el año de 1651) y bajo la sombra de la hacienda San Miguel Nepantla, en el Estado de México, Isabel Ramírez de Santillana y el vizcaíno Pedro Manuel de Asbaje y Vargas Machuca, vieron nacer a una de sus hijas, una pequeña niña a la que nombraron Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana.

Criada en la hacienda de Panoayan por su abuelo materno Pedro Ramírez, Juana Inés desarrollo a muy temprana edad su genio aprendiendo a leer y escribir con tan solo tres años. A los ocho, escribió su primera loa eucarística y aprendió latín con tan solo 20 lecciones. Empezaba ya a llamar la atención debido a que estudiaba en la biblioteca de su abuelo en una época en la que las mujeres no tenían acceso a la educación.

Cuando se mudó a la capital con su tía en 1659, siguió alimentando su talento y a los 14 años fue dama de honor de Leonor Carreto, esposa del virrey Antonio Sebastián de Toledo.

En 1667, ingresó durante cuatro meses al Convento de las Carmelitas Descalzas de México, sin embargo, por problemas de salud lo abandonó para entrar dos años después al Convento de la Orden de San Jerónimo de forma definitiva. Se cree que, debido a su hambre de aprendizaje, decide llevar la vida en el convento para no ser una mujer destinada al matrimonio. Así podría dedicarse a su afición intelectual.

“Vivir sola... no tener ocupación alguna obligatoria que embarazase la libertad de mi estudio, ni rumor de comunidad que impidiese el sosegado silencio de mis libros.”
Sor Juana Inés de la Cruz.
Su cuarto en el convento, estaba destinado a experimentos científicos, también lo enriqueció con una gran biblioteca y fue su refugio donde escribiría su poesía, sus obras y estudios musicales.

Tuvo que luchar contra las opiniones sobre su vida incluso dentro del convento, enfrentando al Obispo de Puebla Manuel Fernández de la Cruz, quien escribió la obra Carta de Sor Filotea de la Cruz, donde indirectamente le pedía a Sor Juana Inés de la Cruz, se dedicara a la vida de una mujer, ser esposa y madre recatada o a la vida del monasterio, y dejar de lado los estudios que eran reservados solo para los hombres. Esto la afectó de tal manera, que al poco tiempo se deshizo de su gran biblioteca destinando las ganancias a la beneficencia y se dedicó al cien por ciento a la vida religiosa.

Después de algunos riesgos de vida que logró superar durante varios años, la muerte le llegó a las tres de la mañana de un 17 de abril en el año de 1695, debido a una epidemia que terminó también con la vida de otras personas.

Fue sepultada bajo la iglesia del templo de San Jerónimo, lo que hoy es la Universidad Claustro de Sor Juana.



Frases de Sor Juana Inés de la Cruz

  • "Así como ninguno quiere ser menos que otro, así ninguno confiesa: porque es consecuencia del ser más"
  • "Hombres necios que acusáis a la mujer sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis"
  • "No estudio por saber más, sino por ignorar menos"
  • "Hasta el saber cansa, cuando es el saber por oficio"
  • "Con entendimiento se suple todo"
  • "No es saber, saber hacer discursos sutiles vanos; que el saber consiste sólo en elegir lo más sano"
  • "Sólo los celos ignoran fábricas de fingimientos, que como son locos, tienen propiedad de verdaderos"
  • "¿Qué humor puede ser más raro que el que, falto de consejo, él mismo empaña el espejo, y siente que no está claro?"
  • "En un amante no hay risa que no se altere con llanto"
  • "Constante adoro a quien mi amor maltrata; maltrato a quien mi amor busca constante"

"Hombres necios que acusáis". Sor Juana Inés de la Cruz

Hombres necios que acusáis
a la mujer sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis:

si con ansia sin igual
solicitáis su desdén,
¿por qué queréis que obren bien
si las incitáis al mal?

Combatís su resistencia
y luego, con gravedad,
decís que fue liviandad
lo que hizo la diligencia.

Parecer quiere el denuedo
de vuestro parecer loco
el niño que pone el coco
y luego le tiene miedo.

Queréis, con presunción necia,
hallar a la que buscáis,
para pretendida, Thais,
y en la posesión, Lucrecia.

¿Qué humor puede ser más raro
que el que, falto de consejo,
él mismo empaña el espejo,
y siente que no esté claro?

Con el favor y desdén
tenéis condición igual,
quejándoos, si os tratan mal,
burlándoos, si os quieren bien.

Siempre tan necios andáis
que, con desigual nivel,
a una culpáis por crüel
y a otra por fácil culpáis.

¿Pues como ha de estar templada
la que vuestro amor pretende,
si la que es ingrata, ofende,
y la que es fácil, enfada?

Mas, entre el enfado y pena
que vuestro gusto refiere,
bien haya la que no os quiere
y quejaos en hora buena.

Dan vuestras amantes penas
a sus libertades alas,
y después de hacerlas malas
las queréis hallar muy buenas.

¿Cuál mayor culpa ha tenido
en una pasión errada:
la que cae de rogada,
o el que ruega de caído?

¿O cuál es más de culpar,
aunque cualquiera mal haga:
la que peca por la paga,
o el que paga por pecar?

Pues ¿para qué os espantáis
de la culpa que tenéis?
Queredlas cual las hacéis
o hacedlas cual las buscáis.

Dejad de solicitar,
y después, con más razón,
acusaréis la afición
de la que os fuere a rogar.

Bien con muchas armas fundo
que lidia vuestra arrogancia,
pues en promesa e instancia
juntáis diablo, carne y mundo.



Suscríbete a nuestro blog para recibir más noticias y promociones. 

Recuerda compartir y dejar un comentario.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

0 comentarios



!Importante!


Por favor, procura que los comentarios que realices se encuentren relacionados con la entrada que acabas de leer. Comenta con tu nombre y no pegues enlaces.

Te pedimos también, que respetes los comentarios ya realizados. Así mismo, te notificamos que promocionales, comentarios ofensivos e ilegales, palabras altisonantes y anuncios serán automáticamente eliminados.