☝ Síntomas de deficiencia de hierro.

by - junio 26, 2018

Señales de que podrías padecer déficit de hierro.


¿Alguna vez te has preguntado si esos síntomas que has estado experimentando podrían deberse a falta de hierro?

Podría ser posible, el 30% de la población mundial lo padece y el 15% sufre anemia a causa de esta deficiencia.

Pero no te preocupes, aquí te mostraremos como identificar el déficit de hierro en el organismo.


La importancia del hierro en el cuerpo humano.

Este mineral es muy importante para el organismo, ya que se encarga de transportar oxígeno mediante los glóbulos rojos con la producción de hemoglobina, fortalece la producción y calidad de la sangre, previene la fatiga, estimula una piel sana, ayuda al buen funcionamiento de todas las células en el cuerpo y aporta resistencia ante diversas enfermedades.

Debido al funcionamiento del cuerpo humano, las mujeres son más propensas a padecer déficit de hierro ocasionadas por posibles reglas abundantes, el embarazo y la lactancia. Pero también es frecuente en niños y adolescentes. Diariamente se pierde 1 miligramo de hierro a través de la renovación de la piel, las heces y la orina, por lo que es importante su consumo día con día para evitar trastornos en la salud por la falta de este mineral.

Signos de deficiencia de hierro.

Cómo ya te lo mencionamos, la falta de hierro desencadena una variedad de síntomas, es importante identificarlos correctamente para evitar a tiempo problemas graves con la salud.

Según la gravedad de los síntomas, su avance se puede dividir en tres etapas:

Primera etapa de déficit de hierro.

Generalmente no presenta síntomas por lo que su disminución solo puede ser detectado mediante pruebas especiales.

Segunda etapa de déficit de hierro.

Fatiga, somnolencia excesiva y debilidad. Al tener deficiencia de hierro el cuerpo obtiene menos oxígeno, por lo que se reserva la energía provocando cansancio y debilidad. Sin embargo, si se lleva un estilo de vida muy activo, esta podría ser la causa del cansancio.

Irritabilidad. Cambios y reacciones negativas con cierto grado de violencia, sin control de los impulsos.

Palpitaciones. Debido a la falta de hierro, el corazón puede sufrir exceso de trabajo provocando latidos irregulares, insuficiencia cardíaca o soplos.

Tercera etapa de déficit de hierro.

En esta etapa, la insuficiencia de hierro está muy avanzada por lo que los padecimientos son más grandes y pueden provocar:

  • Atrofia en las papilas linguales. Los alimentos ya no sabrán de la misma manera.
  • Retraso en el desarrollo. Descripción que se aplica a niños cuyo peso, estatura, destrezas mentales y sociales, no corresponden dentro de las curvas de crecimiento estándar.
  • Malformación en las uñas. Uñas delgadas, cóncavas y crestas levantadas, son algunas características que se pueden presentar.
  • Disfagia. Dolor al tragar comida que algunas veces hace imposible comer, babeo, voz ronca, regurgitación, acidez estomacal frecuente, etc.
  • Inflamación de las extremidades. Inflamación de manos y pies.
  • Alteraciones en el sistema inmune. Alteración de un grupo de órganos, tejidos y células que nos defienden delos gérmenes.
  • Déficit neurológico. Algunos pacientes presentan diferentes síntomas, entre otros, sufren movimientos corporales involuntarios (especialmente en extremidades inferiores).
  • Hepatomegalia. Crecimiento del bazo y del hígado. 
  • Infecciones respiratorias.


Fuentes de Hierro.

Hay diferentes tipos de anemia que pueden ser evitados, por lo que es importante que se consuman entre 10 y 15 miligramos al día. 

También se debe incluir en una dieta, el consumo suficiente de vitaminas para ayudar al organismo a funcionar correctamente, entre ellos:

  • Folato. Este nutriente y su forma sintética (ácido fólico) se encuentran en frutas, jugos de frutas, vegetales de hojas verdes oscuras, guisantes verdes, frijoles, maní y productos integrales, como pan, cereal, pasta y arroz.
  • Vitamina B-12. Entre los alimentos ricos en vitamina B-12 se incluyen carne, productos lácteos y productos de soja y cereales fortificados.
  • Vitamina C. Entre los alimentos ricos en vitamina C se incluyen frutas y jugos cítricos, pimiento, brócoli, tomate, melón y frutas. Todos estos alimentos ayudan a aumentar la absorción de hierro.

Fuentes naturales de hierro.

Legumbres (frijoles, lentejas, judías y garbanzos), espinacas, acelgas, frutas secas, jugo de ciruela, trigo, verduras de color verde oscuro, almendras, las avellanas y las nueces, carne, pescado, hígado, yema de huevo y mariscos.


Si identificas alguno de los síntomas anteriores por favor, no olvides consultar a tu médico.

Solo un profesional puede descartar y orientarte correctamente sin poner en riesgo tu salud.

Suscríbete a nuestro blog para recibir más noticias y promociones.

Recuerda compartir y dejar un comentario.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

0 comentarios



!Importante!


Por favor, procura que los comentarios que realices se encuentren relacionados con la entrada que acabas de leer. Comenta con tu nombre y no pegues enlaces.

Te pedimos también, que respetes los comentarios ya realizados. Así mismo, te notificamos que promocionales, comentarios ofensivos e ilegales, palabras altisonantes y anuncios serán automáticamente eliminados.